Ir al contenido principal

Laguarta en el olvido

El invierno pasado mi abuela tiró sus últimos recuerdos, recuerdos pesados, duros, tristes y viejos, tiró aquellas piedras que fueron su casa, y la de su padre, y... salvo al ayuntamiento, a nadie molestaba...

Ayer visité su pueblo. Un pueblo casi perdido entre los muchos del Valle del Guarga. Tierra del Serrablo, LAGUARTA, paraíso en la sierra, monte frío, triste y en gran parte abandonado, por real orden del Estado. Y fui, porque aunque atea, su Iglesia me hechizó siempre. Allí, entre la historia, las leyendas y las tumbas medievales permanece siempre solitaria y abandonada y yo no lo entiendo. No lo entendí cuando fui a Sigüenza, vi su Doncel, y reparé en que en mi perdido pueblo había algo bien semejante al cual nadie dio nunca importancia alguna.

Ni tan siquiera ahora, que como envejecida fe, sus piedras irán cayendo y estás sí darán a camino público, de todos, pero me temo, que estas no molestarán lo suficiente como para hacer verter una sola lágrima de abuela vieja si le llega un ultimátum para poner remedio a sus goteras, a sus peligrosas piedras, .... Para los obispos una más de aquellas que esparcidas por el tiempo no se llenan , no rentan, no son notables. Tan solo cuenta con 4 siglos a sus espaldas, ésta no, no es románica. Es joven. Sus muros solo datan de un cercano 1669.

Y dentro es guardiana de tumbas, nobles, fabuladoras, tesoreras de historia y de heráldica, de legendarios señores, infanzones osados y virtuosos letrados. Que embellecieron sus tumbas con moles de piedra, mostrando orgullo por su linaje y, quien sabe, ¿tal vez pensaron que, como osada yo, aquello era arte!

Si una vez un osado Villacampa venció a un oso con tal valor cuerpo a cuerpo que ante San Urbez definió así la Osadía, espero que sea capaz de levantarse bravio e impedir que una sola de esas piedras toque nuestro estrecho camino. Pido yo un diezmo al obispo para que no ose que se caiga, seguro que hasta este siglo, más de uno en mi pueblo recaudaron, seguro.

“Publicado en Heraldo de Aragón, 17/07/2004”

Comentarios

Entradas populares de este blog

HOGUERA DE SAN FABIÁN

Y por fin llegó la hoguera, la hoguera en honor a San Fabián, una noche  única  de fiesta, elegida, para que los "exiliados" laguarteranos, puedan retornar a casa, y celebrar la fiesta más importante de nuestro calendario de Invierno cuando mejor nos convenga, sin aguardar a que sea 19 por la noche, sino, claro, "apañaos íbamos a estar".  No importa el frío que sacude estas montañas, en este época del año, ni las nieves, ni tan siquiera "las aireras", con las que este año nos sorprendiera, lo único que cuenta es la diversión, la comida, el buen poncho y la alegría que se respira durante su celebración.   Pero,  ¿Qué sabemos de San Sebastián y de San Fabian?. Sabemos que el culto del uno ha estado, siempre, unido al del otro. Desde los martirologios más antiguos, juntos ponían ya a sus nombres y juntos  permanecen  aún hoy, en las Letanías de los Santos. San Fabián  Fue Sumo Pontífice del año 236 al 250, su historia puede resumirse en las

LA CASA CHANTRE EN LAGUARTA

Tanto en la presentación del Libro en Sabiñánigo, como en Laguarta, al hablar de Casa Chantre, se comentó que los mayores no la recordaban.  Por eso estas líneas, son para recordar lo que ya nos habéis oído de palabra o se cita en el Libro “ Laguarta, la Roma del Serrablo ”. Resumimos para no cansar.  La familia Villacampa, a partir del siglo XII esta vinculada a la localidad del mismo nombre (hoy Pardina del mismo nombre cercana y Monte del Estado). Allí existió Casal, con casa fortificada y anexos. Infanzones que desde allí se extienden a Gillué, a todo el Valle del Serrablo y a los Somontanos (Casbas, Biarge, Morrano….). Recordar sus inclusión en los  llamados“ Nobles de la Blanca”.  En el siglo XV, después de la crisis del siglo anterior y lo que significó, uno de los miembros de la Casa Original de Villacampa, se casa en Laguarta. Se trata de Beltrán Villacampa y se casa con Elvira de Puértolas. Tienen un hijo Pedro Villacampa Puértolas, que se casa con una  joven d

UNA PUERTA ABIERTA DE NUEVO "CASA RURAL LAGUARTA"

Estamos de enhorabuena. Después de casi dos años vuelve a funcionar el que todos conocemos como “ Albergue de Laguarta ”. Propiedad del Ayuntamiento, es una parte de la Casa Fuerte Villacampa (siglo XVII) la conocida como Casa Chantre . Vistra Parcial de Casa Chantre - Casa Rural Laguarta Vista Parcial de Laguarta desde el Balcón de Casa Rural Laguarta. Terraza  con La Iglesia de San Salvador al fondo.     Después de un proceso de licitación por parte del Ayuntamiento de Sabiñánigo , una pareja joven Livia y Miguel , son los nuevos emprendedores que lo van a gestionar.  Van a vivir en Laguarta, con sus dos niñas, Natalia y Sofía, y continuarán con el resto de negocios que regentan en la vecina comarca de Sobrarbe. Además, contarán con una persona fija durante los periodos de apertura, que atienda la Casa Rural Laguarta . Bienvenidos: Livia, Natalia, Sofía y Miguel. Casa Rural Laguarta es el nombre del establecimiento, que ya cuenta con su espacio