Después de presentar “ Laguarta, siempre mirando al cielo” en el Ayuntamiento de Sabiñánigo, el pasado sábado 11 de Abril lo hicimos en el Centro Social de Laguarta. Previamente nos habíamos comunicado con todas las familias de la localidad, de forma directa, telefónicamente o con las nuevas tecnologías.








 A las 19,30 horas nos juntamos en el Centro Social, previamente puesto guapo y con las viandas que había aportado cada familia. Buenas y abundantes. La valoración visual y olfativa, hizo que hubiese consenso a la hora de cambiar el programa.

Se decidió que primero había que merendar, para coger fuerzas y así lo hicimos. Ensalada de tomate, tortillas de patata a la trufa, anchoas, pinchos variados,  boquerones rebozados, queso de oveja, hojaldres, jamón, embutidos variados, calamares rebozados, patés, pollo nuevo sistema, pechugas tradicionales….más y más……..todo regado con buen vino, con vendimia a la luz de la luna. No podía ser menos.

 
 De postre rosquillas, tarta, bombones, pastas, ensaimadas recien hechas y traídas de Mallorca….café. Sentados cómodos y con un estupendo humor, en cada momento. Muchas risas, mucho cachondeo….



 Después de recogidas las mesas, se proyecto el Audiovisual que se había estrenado el día anterior en Sabiñánigo, sobre el libro. Entonces tocaba volver a repetir la parte narrativa del día anterior, pero como todos éramos de casa, pasamos a realizar un pequeño resumen e iniciar una tertulia sobre el tema.



Todo mereció la pena, el trabajo sirve para algo. Pero sobre todo el ambiente y la forma de sentir Laguarta, que notaba en esta pequeña reunión, lo justificaba.


Después de la Cena, se recogió todo. Luego miramos un rato al cielo ( para no perder la costumbre) y nos fuimos al Albergue, a echar el arranque. Allí tomamos un refresco, un café o una copichuela, depende de los casos. Muchas risas, testimonios gráficos, juego con la ortografía más delirante, algún comentario en las redes, alguna broma que produjo efectos hasta el día siguiente …un  buen rato y cada uno a su casa.



 

              
Al salir de nuevo el cielo de Laguarta, muchas estrellas, en medio del silencio, sólo roto por la llamada de los autillos, que eran los dueños de la noche. Una  farola intermitente mandaba señales al espacio….” Laguarta te mira”.

Cuando escribimos estas líneas, la noticia de la Presentación y del Libro, han salido en dos medios de prensa escrita, en cinco emisoras de radio, en ocho web y va a servir  para un reportaje en una Revista especializada…. Seguro que tendrá  mucho más eco, como nuestros autillos.

 

Gracias a todos los que han hecho posible estos momentos, con los que pudimos brindar y a los que tenemos en nuestra mente. Al final lo importante es disfrutar, con quienes quieren disfrutar como nosotros.

 “ Laguarta, siempre mirando al cielo” ahora no vamos a cambiar, ya tenemos la forma en el cuello y merece la pena seguir mirando. ¿ Lo intentas?


Texto: Pedro, José Mari y Karlota.
Imágenes: J.A. Loras, Mereditas de López, Alberto y Pilar de Garzo.

0 Comentarios :

Publicar un comentario