El 23 de Abril, estaba previsto que lloviese un poco por la tarde, pero no nos enteramos si cayeron algunas o muchas gotas. Cuando salimos ya se veían estrellas.

A partir de las 4,30 horas de la tarde, se empezó a llenar de gente el Centro Social de Laguarta. Habíamos calculado unas sesenta personas y bancos para ellos. Pasamos de los cien. Estaban todos los bancos ocupados, llenos y de pie cada espacio, cada rincón…

En la mesa, Presidía el Alcalde de Sabiñánigo D. Jesús Lasierra, nuestro Alcalde. A un lado Dña. Lourdes Arrueblo, Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca y Presidenta de la Red Aragonesa de Desarrollo Rural, al otro Dña, Karlota Albas, Coautora del libro y Presentadora Oficial del Acto, junto a ella, Dña. María Victoria Broto, Diputada en Cortés de Aragón y al otro lado, D. Rubén Villacampa, Teniente de Alcalde y Responsables de los Pueblos de Sabiñánigo. Completaba la Mesa, D. José María Villacampa y D. Pedro Marín, coautores del libro.



Siguiendo el elemental protocolo y las costumbres del lugar, habló primero Jesús, después Lourdes, Mariví y terminó Rubén. No es que se hallan perdido los apellidos, los dones y los cargos, es que todos son amigos y puede el cariño. Todos ellos estuvieron cercanos, humanos y sabiendo lo que es Laguarta. Desde distintas visiones, pero acertadas. Cuando la gente aplaudía no lo hacía, por bien quedar.



A continuación les tocó el turno a los autores, primero José María, luego Karlota y, cerrando Pedro. En todos los casos explicaron la razón de meterse en esta aventura. En todos los casos la emoción pudo con las palabras y se pararon un poco, para expresar sentimientos. En todos los casos las razones eran diferentes, pero los corazones cercanos. Fue un aviso de lo que venía en esa tarde.

  Utilizando los medios prestados por el Ayuntamiento de Sabiñánigo, el ordenador empezó a mandar imágenes al proyector y este a la pantalla, puesta en alto, para que todo el mundo contemplase el “ audiovisual”, que durante casi tres cuartos de hora se convirtió en el protagonista de la Sala. Un preámbulo y 15 capítulos, como en el Libro. Cada uno de ellos, con unos segundos de explicación, porque eran una sucesión de fotografías, al ritmo de una música elegida con mimo y acorde con su significado. Era emocionante, comprobar como la letra, el ritmo de la música y la voz coincidían a modo de mensaje. Si comentarios, sin otras ayudas, todo el mundo capto las ideas propuestas y entramos en una montaña rusa de emociones.



De la sorpresa de las imágenes más viejas, al cariño de otras inéditas, a la emoción de los recuerdos y a las lágrimas en las mejillas. Era tan importante contemplar la pantalla, escuchar la música, como ver las caras y sus gestos. Se contagiaba la risa, se contagiaba la nostalgia, pero también las emociones y los ojos vidriosos empezaron a aparecer hasta en las caras de la Mesa Presidencial y de algunos sin pasado en la localidad.

Pero no sólo las imágenes daban sorpresas, estaban en la sala algunos de sus protagonistas y no pudieron contener los comentarios. Cada vez el clima era más humano, más cercano para todos.

Intervino Dña. Matilde, que fue maestra de Laguarta y habían venido de propio con Dña. Inés Marí que lo fue de Matidero. Con sus maridos, después de más de 50 años de haber dejado estos lugares. En el público había conocidos de aquellos años y salió alguna curiosa anécdota a relucir. En el libro hay una colaboración de la antigua maestra de Laguarta.

Con cuentagotas, se contaron por parte de los autores, algunos de los secretos y descubrimientos de la investigación para realizar la obra. Caras de atención y sorpresas.

Cuando se llegó a las Rondas festivas, con montaje preparado, se realizó una sorpresa más. En primera fila Santiago, Justino y Perico, delante de todos, presidiendo también por edad. Faltó que pasara delante al primer banco Josefa, a la cual no se vió entre tanta gente, pero a la que queremos de corazón, y debemos poner en éste primer banco de <<jóvenes queridos de Laguarta>>


Paró la música del montaje y aparecieron en la pantalla las letras de las jotas de ronda de Laguarta, según contaron los mayores aludidos. Sonó la guitarra de Rocío y la voz de Bárbara. Salieron tres Jotas perfectas, aplaudidas, con sorpresa de los no avisados homenajeados. Gracias a las dos.

Terminó la proyección con dos capítulos más y se pasó a la Tertulia. La inició y moderó Carlos Iglesias. En sus tiempos de Alcalde, llegó la luz a Laguarta y muchas más cosas. Demasiadas emociones y ganas de tener el libro en las manos. Venta de libros, dedicatorias, pequeñas charlas y muchos comentarios hasta la “ lifara”.

Vino de reserva, como esta historia, tortillas de patata a la trufa  hechas con mimo, queso viejo de oveja del estilo Laguarta, jamón bien curado por los aires del lugar, chorizo, longaniza y panceta a la brasa, patés caseros… platos y platos. Se terminó con las famosas rosquillas de Casa Jorge, se comió abundante y se guardó género. Dicen las malas lenguas, que como los autores movieron mucho la lengua y hablar con la boca llena es de mala educación, organizarán con los restos, otra lifara privada.

Mientras se ojeaban los libros con ganas. Nuevas sorpresas, frases de agradecimiento y alegría después de las emociones. Se hacía tarde y a pesar de ello todo el mundo se resistía a marchar. Se había estado tan a gusto.

Pero es de justos ser agradecidos, con todos los que allí estuvieron por amistad, por relación familiar, por su unión con Laguarta, con nuestros representantes institucionales…. Pero es necesario también ser justos y agradecidos con las familias de los autores. Por dos razones, por aguantarlos estos meses de trabajo acelerado, de vueltas y más vueltas…Y por la panzada de trabajo de organizarlo todo, de preparar, limpiar, trabajar, trabajar…..Tres familias, tres millones de gracias.

Cuando volvamos a ver las fotos, los vídeos, cuando regresemos a nuestros recuerdos de este 23 de Abril del año 2014 en Laguarta, surgirán las citas del libro, los momentos de emoción, las lágrimas, las risas….Una experiencia, con unos agradecimientos claros.

Cuesta mucho elegir, pero por el sentido de este libro y por los frutos dulces del árbol viejo nuestra frase de esta jornada es “ Me hubiera dolido siempre haberme perdido esto, me ha emocionado… gracias“  Justino, uno de los grandes árboles de Laguarta.


Laguarta, 24 de Abril del año 2014, la calma después de la tormenta.

Fotografías: José Antonio Lorás.
Texto: Los Autores: Pedro, José Mari y Karlota.

      
                              




9 Comentarios :

Felix dijo...

"El 23 de Abril, estaba previsto que lloviese un poco por la tarde, pero no nos enteramos si cayeron algunas o muchas gotas. Cuando salimos ya se veían estrellas." Os digo más, el 23 de Abril cayó un rayo en Laguarta, pero NO de los que rompen la piedra y derriban casas, sino más bien fue un rayo de luz, inspirador, que unificó y aunó las esperanzas de todo un pueblo en una sola voz atronadora, en un aplauso colectivo y que con su resplandor vimos de nuevo todas las casas en pie.

El futuro de Laguarta esta ahí, en estos proyectos colectivos, porque este libro es de todos, tres manos que han escrito la memoria de todo un pueblo.

Anónimo dijo...

Primero las noticias que han ido saliendo, luego " Todos somos Laguarta", después el día 23 completo, con el acto, la proyección ( que currada) y el libro en las manos . Ufffffff..... Siguiendo vuestro lenguaje " la montaña rusa" no ha parado. Ahora esta entrada, no es una noticia normal, no es un relato, en sentimiento en cada línea y bonito. Gracias de nuevo, es imposible expresar lo que pienso.
Por favor, no se puede parar aquí, necesitamos estos momentos, estos montajes, estos párrafos.....Si Laguarta fue hace 100 años " Tertulia de Viajeros Ilustres", ahora los ilustres capaces de atraer a su entorno conocimiento y sentimiento los tenemos aquí. No paréis, es egoísta, pero os necesitamos.
Paco

Anónimo dijo...

No pude estar. Pero por lo que me han trasmitido fue impresionante. Hombres y mujeres curtidos en la vida o acostumbrados a hablar en público emocionados, sintiendo en público, sin esconder nadie lo que producían sus cabezas. Lo entiendo al leer el libro, lo entiendo con esta Carta publicada, lo entiendo todo.... y siento no haber estado, no pude, pero os quiero, a los tres, aunque a alguno casi ni os conozca.
Tres besos, tres suspiros y un GRACIAS
Mamen

Anónimo dijo...

Tengo la misma sensación que cuando te dicen los amigos, que han abierto un vino espectacular, de buen autor, no queda nada, te dejan oler el corcho y el sabor de unas gotas en el culo de la botella. Me dicen que la presentación, el libro y los autores son el mejor vino. He visto aromas en las páginas, en esta web, en las conversaciones y estoy triste porque yo no sabía esto.
El día de San Jorge, no tuvo tanto sentido en las celebraciones oficiales, en los altos de las ferias, como en Laguarta, se juntaron cultura, emoción y calidad. Me han dicho que la presentación, la puesta en escena, la proyección fue espectacular.....Y encima terminó con otra exhibición, esta vez de comida y bebida, todo igual de nivel, perfecto. Que suerte tuvieron los privilegiados.
Pero me han contado más. De los protagonistas, de los trabajadores, de los responsables. Un Dama, trabajadora, deportista y progresista. Dando ejemplo, pero con sudor y sacrificios.
Un varón de apellido ilustre, de pose de familia, tranquilo y templado, que debe equilibrar el equipo.
Otro varón, educado y correcto, sabio e inteligente. La vida y un accidente lo dejaron muy mal. Se ha recuperado con coraje y valor. Todos lo quisieran en su equipo.
Equipo, que ha funcionado y funciona. Solos, con sus familias, se han plantado, donde muchos quisieran. Ante ellos saludo y Laguarta tiene en ellos, sus mejores embajadores.
Somos muchos los que queremos más, utilizaremos intermediarios para conocer todo ese mundo, que sale en la web, pero además de FELICIDADES, un brindis de honor.
Gracias por existir.
Carlos

Anónimo dijo...

Lo de esta chica no es normal, como leches llega a todo?? Laguarta, Margudgued, el Frontón, la costura, la política, su hija... Tía pasanos,un par de horas que con las que echas en Seur y en estos pasatiempos te deben de sobrar.

A los hombres, también la enhorabuena. No os conozco, pero visto lo visto, y esperando a que llegue mi libro, enhorabuena. Zorionak.

Aritz.

Anónimo dijo...

Muchos opinamos lo mismo la chica es una maquina trabajando y bien amueblada de cabeza. Los chicos dos mundos. José Maria es tranquilo, educado y reflexivo. Pedro engaña, parece lento, pacífico...pero no le digas, se puede hacer? Ya esta hecho, con inteligencia, orden y eficacia. El punto de equilibrio, siento discrepar, es la chica
No lo parece pero es así. Yo quiero mas. Todo esto es vida
Jesús

Anónimo dijo...

Estoy sorprendido por la presentación, por el libro, por esta página, por las noticias de la radio hoy sobre el tema, por como esta Facebook, por como están todas las redes privadas, por como esta cada conversación cuando se juntan dos de Laguarta, o con uno sólo vale.... El como está se llama ORGULLO. Siempre los de Laguarta hemos estado orgullosos de nuestro pueblo, pero hoy mucho más.
Estos dos Caballeros ( con mayúscula) y la Dama, son un buen motor.
Cuando he visto, hoy otra vez el libro miraba desde las Citas de su inicio hasta la foto nevada en medio de la bruma, y he llorado otra vez. No sólo por ellas, sino por la presentación, por los textos, por las fotos.... por el trabajo que han hecho, si señor FELICIDADES KARLOTA, JOSE MARIA Y PEDRO.
Volveré a leerlo, a mirarlo, pero además lo enseño con orgullo, con permiso de los autores, también es mío y eso no pasa muchas veces.
También tengo que decir que si alguien pone un pero, por lo que sea, de lo que sea... yo y alguno más no lo comemos directamente y sin guarnición.
SOY DE LAGUARTA Y OS QUIERO.
Petición. Cuando esto pase un poco,¿ podriaís contar en la web como lo estais viviendo? Muchas veces nos dan tanto, como ahora, que nos olvidamos de quien ha sido generoso

Anónimo dijo...

ESTO ES LA HOSTIA ¡¡¡ VIVA LAGUARTA¡¡¡¡ Y LOS TRES AUTORES

Anónimo dijo...

Dicen que la distancia es el olvido... pero esto no es cierto. Para los que estamos lejos saber lo que esta pasando en nuestros origenes, saber que hay gente cuidando el solar es muy importante. Estas cosas hacen que la llama siga vida y no exista olvido. Hay que agradecerseló a ellos tres, Carlota de Casa Albas, José María, un Villacampa de Casa Don José y Pedro , de Casa Ruiz o la Casa Nueva, según me cuentan. El aunque no lo sepa merece lo que fue Sen y Lapena. Estamos orgullosos de él por ello, no podemos estar pero sabemos que alguien sigue y de que forma.
Gracias a los tres, habeís hecho una buena cosa, los que de allí descendemos estamos más que orgullosos, es unánime por el trabajo y las formas. En silencio y sin publicidad.
Que os lo reconozcan. Un saludo

Publicar un comentario