Tal como estaba previsto, hemos empezado el mes de Agosto, con nuestras tradicionales Fiestas Patronales.  Este año hemos concentrado las actividades en dos días de lucir. Pero el limpiar, preparar y organizar, lleva un poco más.

 Para recuperar viejas costumbres, hemos dejado la subida al Centro Social, limpia y reluciente. Con desbroce de los caminos, entorno de la Abadía, Acequia de Riego y la Avenida del Pilar, transitable desde la Herrería hasta el Centro Social. Así mismo la subida de la Plaza a la Iglesia, su entorno…Además de la limpieza del Centro y Salón Social, o los repasos de la acequia.


 


 El Sábado 6, nos reunimos sobre las 13 horas en el entorno de la Iglesia, hasta que llegó nuestro Padre este año Lizito, que venía desde el Alto Valle del Río Ara, sustituyendo a Alisón. El Padre Alisón, nos enviaba saludos y recuerdos, desde lejos. Pronto regresará con nosotros.



 

 Misa  a las 13, 30 h, animada, participativa y con sus cantos ( jotas incluidas), llenos los bancos, laterales y coro. A la salida se mantiene la costumbre de la “ Caridad”, cesta de torta suculenta, servida por guapas portadoras. Porrones de vino freso, tinto o clarete, según gustos.

 

 


 



Desde el pueblo de Laguarta
van al cielo las canciones
que la Virgen del Pilar
las devuelva en bendiciones.


 


Después de ello nos aposentamos en las escalinatas, junto a la Herrería y José Antonio, nos hizo unas fotos de posado de grupo, muchas gracias. Además de otras muchas estos días.

 

A las 14, 30 h en el Salón Social, nos esperaba la comida. Esta vez el servicio de Restauración venía de Sabiñánigo. Buen resultado, bocas calladas a la hora de la comida y platos limpios. Es la mejor señal del éxito culinario. Entrantes, fríos y calientes, con buenos productos de mar y estas tierras, de primero. Jarretes guisados de segundo y suculenta tarta de postre. Todo ello con buen vino aragonés, aguas de la tierra, cafés…………………Los niños su propio menú, pero todo bueno.
  


 

















Nos juntamos 46 personas, con hambre y ganas de pasar buenos ratos. Entre nosotros, un año más, los siete franceses de origen Villacampa, que han vuelto a su origen de nuevo. Gracias por la visita.


Nuestra Concejal de Pueblos, "La Jefa"  con Ana Ruiz y Karlota de Jorge.


Estaba con nosotros en la Comida, Representado al Alcalde y al Teniente de Alcalde, que excusaron su asistencia, nuestra Concejal Isabel ( ya se sabe la autoridad de los pueblos), que brilló con luz y salero propios. Gracias por tu presencia y buen hacer.

Después de comer, se dividió la audiencia, por un lado el tradicional Campeonato de Guiñote, Fiestas de Laguarta, y por otro la tertulia musical.





Después de varias horas, llegaron a la final Ana y José, representando a Casa Jorge y otra pareja local formada por Carlos del Molino de Escartín y Antonio de Casa Sen. Ganaron estos últimos, pero disfrutamos todos del buen ambiente y las risas. Mirar las caras de contentos, en la foto.



En el sector musical, fuimos pasando de los cantautores a lo más tradicional de la mano y voz, de Jesús el Molinero, “famoso en el Mundo entero”. Buenos momentos, cuando se pasó a la canción francesa y los Villacampa galos coreaban, cantaban… Esto es ambiente internacional….


Hubo tiempo también de tertulias de retazos históricos, para aclarar de nuevo la siempre actual Historia Villacampa, dado que a veces se toma la parte por el todo. Moderando D. José María Villacampa, conocido descendiente de este Clan, portador de sus hechos y derechos.

Después de ello, paseo, vueltas al pueblo, siguió la tertulia en la terraza del Albergue y aunque no estaba previsto, recogimos cuatro cosas y también cenamos de picoteo.




Perico, el Abuelo Justa, representante de nuestros mayores, disfrutando como el más joven de los Quintos.

Tal como estaba organizado el domingo hicimos     “ Comida de Traje”, de esas que a pesar de advertir, siempre sobra comida, después de estar varias horas masticando. Y hay que volverse a llevar o repartir.  Productos de la famosa huerta y cocina de Ana de Jorge en la Ribera del Ara, arroz con boletus edulis y solomillo de jabalí trufado, de los vecinos de arriba,  tortillas y guisos de Gillué ( Tomás y Teresa), trenzas      ( peluquería) Cudillo y muchas cosas más  ( vinos y buenas cervezas entre ellos) aportadas por todos. Buen comer y larga sobremesa, que terminó al aire libre, había muchas ganas de reír.



Dos días intensos en los cuales, hemos convivido y dado sentido al encuentro festivo, sin grandes actividades, pero sin un segundo de otras cosas, que no fuese buen ambiente.

Ni que contar tiene, que las numerosas conversaciones, los buenos ratos, motivan otros “ trajes”, otras “ brasas” y ganas de seguir disfrutando.

Suponemos que las fotos que adjuntamos, explicarán parte de lo que no es posible, con estas líneas. Feliz Verano y seguimos, ya están más cerca las Fiestas de San Salvador del 2017.  Os esperamos

Texto: P. Marín, K. Albás e Ideas de Much@s
Imágenes: J.A. Lorás.