¡Muchos años fue lucero,
Vitoriano de Puyuelo!


 


Y la luz se le  apagó en la madrugada del 31 de octubre. Nuestro eterno lucero, el alma inamovible, que hiciera permanecer con luz y vivo nuestro pueblo en los duros momentos de finales de los setenta y principios de los ochenta, nos dejaba cuando ya preparábamos la onomástica del "chaval de Jorge".

Lo hizo con sencillez, sin aviso y sin ruido, como era él. Hombre montañés, entrañable y enamorado de este su pueblo. Tan solo hacía unas semanas había estado en el mismo, volviendo a disfrutar de sus aires, montes, aguas y prados.

 


Con el aprendimos los del 77 y 78 el camino de La Sierra, La Casilla, La recogida de Manzanas, Cerezas, ... dimos las primeras lecciones de Guiñote, en la cadiera de Casa Puyuelo, y tratamos de ver todo lo que pudimos a la baraja, siempre en compañía de su hermana, su fiel escudera, Feli, "Felicidad de Puyuelo".

En esta tierra de bello cielo y de espléndida luz de Sol, más de 250 días al año, cada vez que veamos la chispa de la Luz, pasemos por nuestra Fábrica de Electricidad, o surquemos el Arco rumbo a Casa Lorente, recordaremos su mirada, su franqueza, en definitiva, recordaremos a su persona.

Desde la página web, como "seudo embajadores" de nuestro pueblo, queremos transmitir nuestro más sincero pésame, y deseamos que el tiempo nos enseñe a seguir adelante y a vivir los recuerdos, porque ellos son el mayor impulso al presente, y en Laguarta, cada vez que encendamos una luz, Vitoriano estará allí. Un fuerte abrazo.




Texto: Karlota Albás
Imágenes: José María Villacampa Rivarés 

2 Comentarios :

Anónimo dijo...

Fue hombre de estas tierras, trabajador y humano. Estuvo muchos años sólo en Laguarta, con su ganado. Siempre cuidado, nunca entro en fincas que no debiera, nunca estaba pastando en el pueblo, aguantaron caminos y paredes.Un ejemplo de persona y trabajo. Te echaremos de menos

Teresa P dijo...

Gracias Karlota, Jose Mari y todos los que os ocupais de Laguarta por estos dos articulos tan bonitos dedicados a tio Reyes y tio Victoriano.
Tia Maria y tia Feli van a agradecer mucho que os hayais acordado de ellos, las palabras que les dedicais y las fotos de recuerdo.
Gracias tambien en nombre de todos los de Casa Puyuelo y Casa Chironé.

Publicar un comentario