24 dic. 2013

¡FELIZ NAVIDAD!




Los niños piden juguetes
Los presos la libertad
Y en La Guarguera pedimos
Paz, amor y felicidad.


Feliz Navidad y próspero año 2014.
KARLOTA, PEDRO y FELIX. 
Administradora y colaboradores de nuestra web.

Ayer día 17 de diciembre se presentaban en la Diputación Provincial de Huesca los Libros de Oscar Ballarín y de Arturo González, sobre el Camino de San Urbez y la tradición.


Los Romeros de Albella y su Camino en Honor a San Urbez
 Autores: Óscar Ballarín - Arturo González           Edita: Arialla SC 

  
El Camino de San Urbez. De Añisclo a Huesca por el Camino Viejo
 Autores: Óscar Ballarín - Arturo González           Edita: Arialla SC 

Se proyectó, igualmente, la película de Eduardo de la Cruz sobre el Santo y allí se congregaron, además de las autoridades, autores , prensa y representantes de la cultura altoaragonesa, caras conocidas del Sobrarbe, Serrablo y Huesca; teniendo Laguarta como representantes a Jose Marría Villacampa Rivarés, acompañado de su esposa María José García; Pedro Marín, diferentes miembros de la Familia Cajal, encabezado spor Gema (Casa Chironé), ...

Un acto bonito, emotivo y necesario que sorprendió rompiendo las previsiones de aforo del Salón de Actos destinado al efecto.

Todo aquel interesado en ampliar la información recogida en estos ejemplares, puede hacerlo a través de la página web:


Desde nuestra página web, felicitar a estos chicos por el trabajo, la cultura, el esfuerzo, .. por mantener una seña de identidad, que es también propia de nuestro pueblo, de Laguarta.

Texto: Pedro Marín.
Montaje y adaptación: Karlota Albás.


Esta entrada va dedicada a nuestro vecino pueblo de Cañardo, y en especial, a los nuevos moradores de "La Casa Baja", sobre todo a David, "alma mater" de que la fiebre del "Oro Negro" haya llegado a nuestro Valle.



Queremos que esta entrada, por un lado nos anime a visitar el pueblo de Cañardo, y otro que sirva de consulta y guía para los amantes del Oro Negro, La Trufa, siendo enlace y anuncio de nuestro productor más querido y cercano, y del que os adjuntamos su tarjeta para contactar y comprar:





Pero comencemos por conocer a nuestro vecino pueblo.  Todos reconocemos Cañardo, preside majestuoso la ladera derecha de nuestra carretera, su puente, nos marca curva cerrada, nos despeja su vista y sus arcos cobran vida como si se tratase de altivos guigantes serrableses. Tiene una una altitud de 1052 metros, hasta alcanzar nuestra Roma del Serrablo, todavía habremos de ascender 102 más. Un pueblo adscrito a nuestro ayuntamiento de Laguarta hasta 1972, año en el que junto al nuestro y otros tantos de esta Guarguera Viva, pasó a formar parte de los núcleos dispersos del Ayuntamiento de Sabiñánigo. 




Dos casas componen el recuerdo e identidad colectiva de esta aldea Casa Alta y Casa Baja, Los estudiosos nos las definen arquitectónicamente como Casas, típicamente pirenaicas, construidas en mampostería, con tejados de losas sobre los que se alzaban altivas chimeneas cónicas, típicas de estos valles.

No hay fotos... es un pueblo en proceso de reconstrucción y quiero mantener vivo el imaginario de sus casas en pie, sus chimeneas humeantes, sus corrales, sus huertas, .. quiero imaginar su vida... y cuando vuelva a estar tan bonito como antes... entonces incorporaremos una y mil fotos más.

Su Iglesia dedicada a San Martín, y datada probablemente en el siglo XVII, dependiente de la diócesis de Jaca, se encontraba aislada en la parte alta de las casas. Construida en mampostería y con mucha argamasa. Consta de nave dividida en dos tramos, con cabecera recta orientada al Este y dos capilla poco profundas a modo de crucero bajo. Con bóvedas de lunetos en la nave y un poco más baja también en la cabecera, precedida de un doble arco de medio punto escalonado; Las capillas presentan bóveda de medio cañón. Cuneta con coro alto a los pies, del que sólo se conservan tres vigas y la barandilla. La sacristía se ubicaba en el costado Norte de la cabecera y abría con puerta en arco de medio punto; se halla totalmente arruinada.




Un vano en el lado sur del primer tramo de la nave, de medio punto y ligero derrame interior, al exterior le han arrancado las piezas del arco y jambas. Otro a los pies, de medio punto, que parece posterior a la fábrica. La torre se halla adosada al costado sur, junto a los pies y se ha desplomado todo el paramento este y la techumbre que debía ser a dos vertientes. Es de mampostería y conserva dos vanos gemelos de medio punto en el muro sur y sobre ellos y centrado, otro muy pequeño en arco rebajado. Los pisos eran de madera.
La puerta de la iglesia se halla al sur, en arco de medio punto de piedra sillar. Tuvo pórtico de madera, precedido de un arco también de medio punto.

Iglesia de San Martín, Cañardo.
Fuente: Inventario artísitoc de Huesca y su provincia. 1992

De Cañardo, recuerdo una copla que a modo de ronda picajosa, siempre me recordaba el abuelo, versos a modo de chacarrillo, que en las lifaras y fiestas mozos y mozas inercambiaban para  "aguijonear" y "chinchar" al del pueblo de al lado:

Las mocetas de Cañardo,
no saben fregar un plato.
En cambio, las de Laguarta
los friegan de cuatro, en cuatro.

También, Joaquín Villacampa, nos contaba hace ahora un par de meses, que la relación entre la juventud de ambos pueblos era hospitalaria e intensa. Nos relataba, que  las primeras cerezas, siempre se comían en la Cerecera Cañardo y bajo la protección de su sombra. Eran las primeras, y una de las lifaras más esperadas de sus tiempos de juventud, unos bajaban el vino, otros las viandas, y de postre, por supuesto, cerezas.

Hoy, cuando arranca el siglo XXI, a algunos nos gusta mirar por el retrovisor, y fantasear sobre como fueron aquellos inicios del siglo XX en nuestro valle y soñar con ello pensando "que bonito sería...", pero eso sí, movil, tablet, portatil en mano...

Así es como conocimos a David y a Manolo. En plena reivindicación por la traída de la luz a nuestro pueblo, corría el año 2005 y nos contaban ilusionados que comenzaban con "La Trufa". En nuestro caso, no fueron lifaras con la llegada de las cerezas, sino aquellas que surgían en el trabajo, codo a codo, por la lucha y el reconocimiento de nuestra tierra, de nuestro pueblo, de nuestro valle.

Pasó el tiempo, llegó la luz, las infraestructuras de nuestro pueblo mejoraban día a día,, continuaron las fiestas, las lifaras, las partidas de guiñote... y poco a poco, las Carrascas crecían, y con ellas comenzaban a despuntar, las primeras pepitas de este "oro negro" culinario.

Hemos de reconocer, que los directores de esta web, no somos grandes conocedores del "hongo Tuber melasporum", como diría mi abuelo: en cristiano "trufa", pero navegando en internet hemos descubierto que, antaño, en esos años del siglo XX que tratamos de enfocar a través de imaginación y recuerdos, su cultivo y compraventa era clandestino, teniendo como mercados de sociedades secretas, los de la Ribagorza y Graus.

Yaya recuerda, el increible sabor que este hongo proporcionaba al pate, y por eso, este año, siguiendo las ancestrales recetas, así "trufamos" el de nuestra matacía, y es que, por David nos enteramos, que la Temporada Trufera, comienza paralela a nuestra tradicional matanza, es decir diciembre, prolongandose, hasta el mes de marzo.

Los libros nos dicen que este hongo negro desprende un fuerte olor en su madurez que atrae a jabalíes, topos, e incluso a la mosca de la trufa. Los expertos gastronómicos presumen de que "unas virutas de este hongo consiguen que un plato sencillo se convierta en sublime".  David nos comentaba, en un contexto más comercial y económico, que este hongo se exporta en un 95% a Francia y que Aragón aporta la mayor parte de lo producido en España. 

Para todos aquellos que esten interesados en ampliar y descubrir más información acerca de "La trufa Negra", os dejamos este tríptico que ha elaborado nuestro amigo David Royo, productor y experto de "Tuber melanosparum Vitt":





Como decíamos el día de la Matacía, Tiembla Teruel  porque entre los Jamones 5L de Laguarta (producción autóctona de la Matanza), y las Trufas de Cañardo, de aquí a nada, en Casa Don Pedro, tendremos la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen "La Guarguera".


Textos: Karlota Albás, Casa Jorge de Laguarta.







8 dic. 2013

Matacía 2013

Comencemos ¿Qué es Matanza, Matacía, matacochín o matachín?. Así definimos en todo el Alto Aragón, y en Laguarta en particular, el sacrificio del cerdo, a su modo tradicional, para uso doméstico y rural. Este sacrificio era de gran importancia económica, pues suponía los abastos de embutidos que debían nutrir, alimentar y albergar los repostes, de cada casa, haciéndolos durar todo el año.
 
Miguelín,, el asistente más joven a la matacía, observa con Guara al fondo el primer "cochín" para descuartizar.
 
 
Su importancia económica y su pureza ritual, han determinado que al igual que en otras comarcas aragonesas, en La Guarguera, y más concretamente, en nuestro pueblo, su capital, Laguarta, este acto sea considerado una fiesta familiar y vecinal.
De Izda a derecha: Fina de Garzo, Ana de Jorge, Ivan del Secretario, Miguel de Pablo, Carlos de Jorge, Mario de Villacampa, Isabel y Gabi del Albergue, los Ninones de Ivan y Pili Villacampa. Delante agachados: Miguelín y Ana de Casa Ruiz y Jesús de Garzo.
 

La abuela contaba, que en los días previos, se limpiaba de manera minuciosa la casa, especialmente la cocina, se deshollinaba la chimenea, se blanqueaban los mandiles, se elaboraba buen y abundante pan, y rosquillas por supuesto, dejando para los hombres que el patio de la casa estuviera "limpio como la patena".
Las rosquillas de Yaya, preparadas para las largas sobremesas y faenadas que se avecinan.

Hoy, en Laguarta, se mima, se limpia, se prepara, el fogaril comunal, nuestra herrería, nuestro centro social, la máquina nueva de capolar, los trapos y mandiles reclutados a vecinal, .. pero todo, en el día señalado esta impoluto y preparado para el momento del sacrificio y el mondongo.
 
Ana de Jorge, Fina de Garzo, Pili Villacampa y Montse de Justa.
 Tal y como se hiciera antaño, en el hogar de la herrería el caldero rebosa de agua hirviendo para escaldar la piel del animal, una vez muerto y así poderlo pelar. En nuestro valle, prevalece este método sobre la quema de cerdas con aliagas, si bien para rematar el "afaitado" el soplete de Carlos de Jorge, realizará la función.
 

El caldero, siempre con agua hirviendo para lo que sea menester, y sobre el estrévede, buenas magras para el tentempié de la mañana.
 

El matarife de nuestro pueblo, desde que se recuperara la matacía, es Miguel de Pablo, heredero en el arte de matar de su padre Sebastian, es el encargado de dar muerte al animal.  Se debe dar muerte con el degolló para que el animal suelte la sangre de forma correcta y poder elaborar así las morcillas y tortetas. Una vez muerto el animal, la herida se cierra en cruz para poder ser escaldado, izado y vaciado, sin peligro de contaminación por la misma.
 
Miguel de Pablo y Carlos de Jorge con el 2º Cochín Izado y vaciado.
 

Miguel, será también el encargado de, una vez escaldado y socarrado, y ya alzado de forma invertida, de abrir cuidadosamente el animal, como describía socarronamente, este año, el abuelo Garzo: "paices  a la par que torero y dibujante, llegas puntilla, dibujas y ya". Así se vaciara el paquete intestinal, imprescindible para el mondongo; y si la evolución y la revolución no hubiere llegado a nuestro valle, debiéramos de haber ido, prestas y dispuestas, al lavadero para realizar tal menester.

Después, mientras las mujeres mondonguean las tortetas y morcillas, los hombres descuartizarán el animal separando jamones, espaldares, solomillos, lomos, costillares, ... La música, los romances, las charradas no cesaban en esos días de antaño, como tampoco lo hacen ahora.
Jueves de madrugada. Mas de 200 tortetas, distribuidas en 3 calderadas y distribuidas sobre el cañizo.
 
El Abuelo Pablo, El Abuelo Jorge Y el Abuelo Garzo, Partiendo o "cochín". Miguelín les observa para aprender el oficio.

 
Navidad, dulce navidad... Tres angelitos uniformados que nos pedirán el Cabo daño con sus preciosos jerséis navideños.
 
La abuela, me contaba no hace mucho, y con una "goteta de picardía" que "el jueves lardero, todo aragonés de bien, tenía derecho a tomar tanta longaniza como abarcara su palmo. Te imaginas como  faranduleaban de esta medida en Laguarta??, porque ya te imaginarás a que equivalía "o palmo", verdad?
Abuela, -tranquila te diré el jueves-, que nuestro pueblo, altanero y fanfarrón donde los haya, podrá presumir a lo grande el próximo Jueves Lardero, y seguir charrutiando sobre lo bien servidos de medida.  Este año, por longanizas no quedará y hambre tampoco hemos de  pasar: ¡12 kilos de longaniza yaya. doce!!
 
Momento de la comida popular del viernes 6/12/13 compartiendo mesa con amigos de La France y Cañardo.
En la Matacía, celebrada por séptimo año, en este 2013, siempre a la manera de antaño y de forma popular, los recuentos han quedado como siguen: Mas de 200 tortetas, casi una  cincuentena de morcillas, 10 kilos de chorizo, 8 mas de chorizo de batalla,  12 kilos de longaniza, 13 kilos de bul, 4,5 kilos de pate trufado, jamones, panceta, papada, .... Nuestra despensa para lifaras está asegurada, aun después de haber disfrutado de abundantes almuerzos, comidas, cenas y realizado las particiones y lotes, con decir que ¡Mas de uno ha terminado el puente saludando "oink oink"!.

    


 
El jueves se sacrificaron los dos cerdos, realizando el mondongo y el despiece, desde esa misma tarde, hasta bien entrada la noche del domingo. El matarife, Don Miguel Allue, heredero en este arte de su padre Sebastián; y como mondonguera mayor, Ana de Cambra, mujer de Carlos de Jorge. Si el matarife estuvo asistido por el Abuelo Garzo y el Abuelo Jorge, además de Mario de Villacampa amigos de Gillue y Cañardo; Palmira(nuestra eterna maestra y esposa de Miguel) Isabel (nuestra afamada "mesonera"  del restaurante Casa El Señor), Fina de Garzo, Pili O'Cudillo, Ana Ruiz y Montse de Justa, hicieron lo propio con  Ana de Jorge.
  
Palmira y Ana cribando para las longanizas y los chorizos.
Manuel de Cañardo y Carlos de Jorge "estudiando" la nueva máquina capoladora, según instrucciones, un caballo de potencia y 100 kg. a la hora.
 
El viernes,  amigos de Molino Escartín, se unían a los de Gillue y Cañardo para la primera degustación de los productos elaborados. Para esa hora, en la herrería los huevos fritos, las magras, las tostadas y la cazalla, habían servido ya de almuerzo para los más madrugadores. Un almuerzo con vistas a Guara difícil de superar.
 
Almorzando en la herrería huevos fritos con jamón... al año que viene, trufados.
 
Un fin de semana intenso de trabajo, pero también alegre, recordando la labor y el sacrificio que hicieron de este acto, la faena principal del aprovisionamiento de csrnes para el invierno, y que a nosotros nos permite disfrutar de la compañia de nuestros vecinos y amigos, charrutear ante el fogaril, ... en definitiva, una excusa más, que permite que nuesrro pueblo siga siendo punto de encuentro y tierra de futuro en La Guarguera
 
Ante la atenta mirada de vecinos y forasteros, despiece del cerdo, bajo la atenta mirada de Guara.

 
La tertulia y la sobremesa que no falten: a La Izquierda, acuerdos truferos entre David de Cañardo y nuestro matarife y alcalde Miguel Allue. A la Derecha, amigos de la France, Gavi y Manuel, parecen hablar de temas realmente serios (¿¿Huevos con Jamon o huevos trufados???)

Texto: Karlota Albás
Fotos: David Royo y Karlota Albás.