Ir al contenido principal
BENJAMÍN LARDIES:
UN MAESTRO ARTESANO DE LA MADERA Y EL BOJ.

La palabra “Boj” Buxo o bucho en Aragonés deriva de la romana “Buzos” y ésta a su vez de la griega “buxas”, cuyo significado es vaso. Este nombre dado al arbusto podría relacionarse al que al conocer las cualidades de su madera (pequeños troncos perfectos para “sacar” de ellos una sola pieza) que permitían tallar perfectos recipientes.




En épocas pasadas, raro era aquel pastor que durante las largas jornadas de trabajo, mientras vigilaban en nuestro Valle de La Guarguera, los rebaños, no pasaba las horas tallando pequeñas piezas de madera con los “buchos”. Una labor que, aun sin ser un ofició en sí mismo, constituyó una ayuda sin igual en la elaboración de útiles de cocina, tales como vasos, palas, tenacillas, cucharas, tenedores, rasquetas, bolillos, bastones, empuñaduras y mangos de herramientas, juguetes, adornos como aderezos y peinetas que se regalaban a mozas y novias y que pudieran ser comparables, por su laboriosidad y belleza a la de orfebres y escultores de nuestros días. Unos auténticos maestros artesanos.




Si en el Museo Ángel Orensanz de Artes Populares del Serrablo podemos observar piezas de antaño, talladas en esta madera concordantes a la enumeración dada, en Laguarta, podemos presumir que en la actualidad tenemos a nuestro Maestro Artesano de la Madera: Benjamín.



Benjamín, hoy jubilado, amante de nuestros montes, tiene en la era de Chaime su taller. De este lugar salen las piezas trabajadas con el cariño, la paciencia y el esmero que le caracterizan. Extraño es no encontrar un tenedor, una cuchareta, una frasqueta en las casas de nuestro pueblo que no haya sido tallada y trabajada con sus manos y sus peculiares y artesanales herramientas.
Hace tan solo unos días, nos enseñaba una de sus últimas obras que hoy preside el patio de Casa Chaime, la casa que desde hace siglos da cobijo a los Moradores y antepasados de su mujer: Felisa de Chaime. Una señora siempre atenta, risueña, cariñosa y hospitalaria.




Cuando visitas Laguarta, siempre es la casa en la que un café siempre recién hecho te ha esperado, esa en la que siempre la puerta ha estado abierta y la hospitalidad que tanto Norberto, Justino, Felisa y Benjamín (sus habituales guardianes) han dispensado a todo aquel amigo, vecino o visitante que ha parado y saludado.




Con Benjamín, Felisa y Justino, el pasado fin de semana, tuvimos la suerte, José Mª “Cudillo” y yo, de visitar y conocer la forma de trabajar esta madera. Observábamos atentos como las expertas manos de Benjamín sacaban enumerables eslabones, todos cerrados, de un tronco de bucho, ayudado solamente de punzón, martillo, lima y rasqueta...





Este es el pequeño recuerdo y homenaje que nuestra web quiere dispensar a nuestro Artesano por excelencia. Deseamos que muy pronto, podamos preparar una exposición y que turistas y visitantes puedan disfrutar de este arte cuya ciencia ancestral pasaba de generación en generación arropado por el tiempo y la faena pastoril y que ojalá, el trajín y el estrés del siglo XXI, no termine con ella.





Importante es decir, que la declaración del BUCHO como arbusto protegido, permite tallar exclusivamente de aquellos brotes que la propia naturaleza rompe del mismo (nevadas, pedriscos, ventoleras, ...)

Texto: Karlota Albás
Fotografía: José Mª Cudillo.

Comentarios

  1. Las fotografías que acompañarán esta entrada... Disponibles a partir de las 00.00 horas de mañana 25/11/10.

    ResponderEliminar
  2. ¿y las fotos? queremos verlas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HOGUERA DE SAN FABIÁN

Y por fin llegó la hoguera, la hoguera en honor a San Fabián, una noche  única  de fiesta, elegida, para que los "exiliados" laguarteranos, puedan retornar a casa, y celebrar la fiesta más importante de nuestro calendario de Invierno cuando mejor nos convenga, sin aguardar a que sea 19 por la noche, sino, claro, "apañaos íbamos a estar".  No importa el frío que sacude estas montañas, en este época del año, ni las nieves, ni tan siquiera "las aireras", con las que este año nos sorprendiera, lo único que cuenta es la diversión, la comida, el buen poncho y la alegría que se respira durante su celebración.   Pero,  ¿Qué sabemos de San Sebastián y de San Fabian?. Sabemos que el culto del uno ha estado, siempre, unido al del otro. Desde los martirologios más antiguos, juntos ponían ya a sus nombres y juntos  permanecen  aún hoy, en las Letanías de los Santos. San Fabián  Fue Sumo Pontífice del año 236 al 250, su historia puede resumirse en las

LA CASA CHANTRE EN LAGUARTA

Tanto en la presentación del Libro en Sabiñánigo, como en Laguarta, al hablar de Casa Chantre, se comentó que los mayores no la recordaban.  Por eso estas líneas, son para recordar lo que ya nos habéis oído de palabra o se cita en el Libro “ Laguarta, la Roma del Serrablo ”. Resumimos para no cansar.  La familia Villacampa, a partir del siglo XII esta vinculada a la localidad del mismo nombre (hoy Pardina del mismo nombre cercana y Monte del Estado). Allí existió Casal, con casa fortificada y anexos. Infanzones que desde allí se extienden a Gillué, a todo el Valle del Serrablo y a los Somontanos (Casbas, Biarge, Morrano….). Recordar sus inclusión en los  llamados“ Nobles de la Blanca”.  En el siglo XV, después de la crisis del siglo anterior y lo que significó, uno de los miembros de la Casa Original de Villacampa, se casa en Laguarta. Se trata de Beltrán Villacampa y se casa con Elvira de Puértolas. Tienen un hijo Pedro Villacampa Puértolas, que se casa con una  joven d

UNA PUERTA ABIERTA DE NUEVO "CASA RURAL LAGUARTA"

Estamos de enhorabuena. Después de casi dos años vuelve a funcionar el que todos conocemos como “ Albergue de Laguarta ”. Propiedad del Ayuntamiento, es una parte de la Casa Fuerte Villacampa (siglo XVII) la conocida como Casa Chantre . Vistra Parcial de Casa Chantre - Casa Rural Laguarta Vista Parcial de Laguarta desde el Balcón de Casa Rural Laguarta. Terraza  con La Iglesia de San Salvador al fondo.     Después de un proceso de licitación por parte del Ayuntamiento de Sabiñánigo , una pareja joven Livia y Miguel , son los nuevos emprendedores que lo van a gestionar.  Van a vivir en Laguarta, con sus dos niñas, Natalia y Sofía, y continuarán con el resto de negocios que regentan en la vecina comarca de Sobrarbe. Además, contarán con una persona fija durante los periodos de apertura, que atienda la Casa Rural Laguarta . Bienvenidos: Livia, Natalia, Sofía y Miguel. Casa Rural Laguarta es el nombre del establecimiento, que ya cuenta con su espacio