Mi pueblo, anclado a orillas del Guarga, en este País Perdido que es nuestro Pirineo, en pleno siglo XXI, sigue luchando por apagar viejas velas y candiles y poder dejar de ser un pueblo sin luz.

Iniciado el siglo XX, Iberduero lanzó el trazado de Alta tensión que atraviesa nuestras tierras, y es que ¡las contradicciones que tiene la historia!; mientras nuestras casas tienen una luz insuficiente (que no permite tan siquiera leer o cocinar con sus bombillas y mucho menos conectar un frigorífico) producida por un salto de agua y una dinamo, a los pies de nuestra Sierra, a escasos 300 metros de nuestro pueblo, se extiende la línea de alta tensión que exporta lo que nuestros ríos y montañas, con presas y saltos producen, la electricidad.

Yo me pregunto si todavía hoy hay ciudadanos de primera y ciudadanos de tercera. Yo me pregunto porqué nos echaron de nuestras haciendas allá por la década de los cincuenta, nos cerraron nuestras escuelas, dejándonos sin maestros, sin “ninones” en las calles, con tierras dejadas en barbecho cuando no mal vendidas a Patrimonio Forestal,... pero esto, imagino, no viene a cuento.

¿Pero es comprensible que en pleno siglo XXI, haya pueblos sin luz como el mío? Y que por fin cuando se va a aprobar la tirada de línea, lluevan las demoras por impactos paisajísticos o intereses particulares o in-concesiones administrativas? Que por mi pueblo pase una línea de alta tensión no causa ningún trastorno “medioambiental”. Sin embargo, hubo “pequeñas” demoras en el trazado de nuestra línea de luz por cable, tan ansiado, prometido, proyectado, próximo, esperado.... porqué tiene una alta contaminación medioambiental. Y es que por aquellos montes, hay una extraordinaria fauna de reptiles cuyos hábitos de vida podrían verse dañados ante tal pretensión insolidaria y anti-ecológica....

Pero si esto fue lo primero, ahora según nos dicen, al modificar el trazado la línea ha de pasar por una o varias propiedades privadas cuyos amos no dejan, no quieren, no pueden o no ceden el terreno para las pilonas. Y así yo no entiendo nada. Imagino que Eléctricas, DGA, etc... debían de prever esto e imagino que unos buscan el menor coste y otros que se indemnice a buen precio.... Sólo me gustaría decir, a unos y a otros, que en tanto se ponen de acuerdo mi pueblo, día a día, noche a noches se sigue sumergiendo en los abismos de la oscuridad más absoluta.

La sequía que acecha al Pirineo desde hace varios meses, ha hecho que nuestro salto de agua mengue sobre mesura y no tenga fuerza suficiente para mover nuestra central y por tanto que noche a noche nuestra escasa e insuficiente luz disminuya hasta extremos inimaginables pero que quedan reflejados, por ejemplo, en la situación del pasado sábado. Esa noche se dio la luz alrededor de las siete y cuarto de la tarde y a las once y media de la noche, y con tan solo cuatro bombillas de aquellas de 125 hoy ya en desuso, la luz desapareció.

Déjenme que grite.... aunque ya sé que no tendría porqué hacerlo, al fin y al cabo lo que pido es desmesurado, choca con la propiedad pública y privada y pudiera ser contaminante. No es artículo de primera necesidad poder conservar los alimentos en un refrigerador, no tener que depender de un “Camping-gas” para poder leer la prensa escrita, porque claro, el ordenador es un lujo innecesario en plena naturaleza y más cuando uno no tiene por que poner la lavadora porque lo usual en las ciudades es lavar a mano y no con semejante artilugio. ¿Verdad?

Sinceramente, ¡Quien fuera reptil de la Guarguera!. ¡Quien fuera propietario de algún otro pueblo sarrablé s!. Es muy triste ver como los que ya tienen se olvidan de los que necesitan, del mismo modo, que quien puede o debe dar no quiere por meros intereses. Porque deduzco, que expropiar no debe ser tan difícil cuando hay voluntad. No en vano, no hace muchas décadas, en la misma Guarguera, a más de uno se obligo a marchar, a ceder, a vender... Y de verás, todo este escrito solo pretende que todos, políticos, partidos, asociaciones, particulares... pensemos un poquito y prioricemos... que la ecología es genial, y querer sacar el mayor producto – beneficio a tus propiedades es legítimo y honorable. Pero no lo es menos ceder por el interés común y el bienestar general, y no olvido, que los encargados de procurar este bienestar social, este interés general, esos servicios esenciales a la comunidad son los propios organismos públicos y entidades semi-públicas y estatales.

Simplemente, y a quien corresponda en este laberinto de burocracias, jerarquías, competencias, entidades, y administraciones: temen conciencia de que todos somos ciudadanos con los mismos derechos, y la luz en un derecho para todos. Por favor: ¿Luz para Laguarta ya!.

0 Comentarios :

Publicar un comentario