Un año más, a San Fabian toca honrar y en la web nos proponemos un nuevo enfoque al artículo dar. Por ello, y a modo de comienzo, tomaremos como referencia las palabras de Don Julio Caro Baroja, (Antropólogo e historiador, 1914-1995) quien argumentaba, que «De todas las manifestaciones de júbilo y veneración con que la fiesta se celebra, la más conocida es la de las hogueras». «La hoguera nocturna es y ha sido signo de fiesta siempre en España. Pero no sólo de fiesta religiosa, sino también de fiesta civil».


 Todos los antropólogos, folkloristas, historiadores, ... coinciden en indicar que la tradición de encender hogueras en ciertas fechas del año y bailar a su alrededor o saltar sobre ellas es antiquísima y se encuentra extendida por toda Europa. Este año, citaremos como referente los estudios etnológicos de James George Frazer (1854-1941, antropólogo escocés) quien defendía que  las costumbres de esta clase pueden rastrearse por testimonio histórico hasta la Edad Media, y sus analogías con costumbres parecidas practicadas en la Antigüedad, así como una fuerte evidencia interna, nos muestra que es preciso buscar su origen en una época muy anterior a la difusión del Cristianismo” De este autor, destacan los documentos datados en el siglo VIII y que recogen los esfuerzos realizados por los concilios cristianos para suprimir estos ritos paganos. En Laguarta, nuestro archivo y documentación, no se remonta a tan antiquísimos orígenes, pero si nos lo proponemos... seguro que a más.




Por las épocas del año, nuestra hoguera de San Fabián, quedaría enmarcada por un lado a través de la Teoría Purficatoria, en la que el fuego, con su poder destructivo y voraz abrasa y consume todos los elementos nocivos; y por otro, a través de la Teoría Solar, en la que el fuego, hace de manantial de luz y calor para los hombres, a modo de hechizo nocturno.

 

En cualquiera de los casos, en las tierras del Pirineo en general, y en Laguarta en particular, sus gentes han dado un sentido lúdico y simbólico a su luminaria, manteniendo la creencia por la cual el fuego alejaba maleficios perjudiciales para el campo, y que el propio humo, ahuyentaba cuan “espantabrujas de chimenera” a brujas y malos espíritus. Alguno de nuestros mayores, cuenta que se solía conservar la ceniza de la foguera como elemento curativo de callos, grietas, erupciones y enfermedades de la piel en general, así como contra los insectos. También dicen, que esparcida por los campos, favorecía la cosecha de los mismos evitando daños de plagas.

Trucos, leños, poncho, .... En Laguarta al calor de sus ascuas, y bajo la protección de nuestro santo barbudo San Fabian, se juntaba y se junta todo el pueblo. Si antaño se hiciera en la rampa de la Escuela, hoy lo hacemos en la subida a la plaza. Y un año más, hemos disfrutado de buenas brasas, buen jamón, poncho abundante y mejor humor.




Celebración de paganos, profanos, religiosos… lo mismo da. Cualquier acto resulta ceremonial y necesario para vernos, charlar y disfrutar, en resumen, “lifarear”.




Por agenda, en este 2016 lo festejamos el sábado 23 de enero, acompañados por nuestros vecinos de Gillue y con retransmisión en directo vía whattap y Facebook, para aquellos que por diversas circunstancias no nos podían acompañar.

Así, con buena chulla, buena lumbre y mejor poncho, nos sorprendió la luna… y por si hubiera que echar la despedida, algún animado cantaba animado de esta guisa:

 



Me despido de Laguarta,
echando la despedida
Cuando San Fabián acaba
a Santa Águeda convitan.


Texto: Karlota "Casa Jorge"
Imágenes: Pedro "de las Casas Nuevas"  Carlos de "Casa Jorge"  y Alberto Garzo.








Si la Climatología es la disciplina que se centra en el estudio del clima y del tiempo, y forma parte de la Geografía, es decir, sería una rama de esta ciencia, dado que desde siempre el tema del clima ha sido una ocupación y preocupación de la Geografía, en Laguarta, tenemos como Geógrafo, Climatólogo e Ilustrado en general a Don Pedro, “Licenciado Marín”.

Se podemos convenir, que de las condiciones atmosféricas, del clima, el tiempo, depende la realización de diversas actividades que llevamos a cabo los montañeses, vecin@s y amig@s de nuestro pueblo, desde la agricultura, ganadería, fiestas y lifaras, pasando por un ruta senderista, vía Fiscal, Mallatas o Matidero con amigos, admitimos que estas podrían ver modificadas por las condiciones climáticas; es decir, si sabemos que lloverá el sábado gracias a que el servicio meteorológico pertinente nos lo informó, seguramente, modificaremos el plan organizado de Foguera o lo sustituiremos por otro; de alguna manera, la climatología ayuda al resto de seres humanos a conocer el clima típico de donde vivimos, porque si preguntamos a alguno de Laguarta, te contestará altanero… “eso ya lo decía mi abuelo”… o “también lo sabía yo”, “¿Qué tiempo hará mañana?, Mañana te lo diré”. Pero claro, hablamos de Laguarta, cabeza de La Guarguera, singular y especial donde las haya.


Pese a ello, y gracias a ello, desde hace ya 6 años, gracias a nuestro Licenciado Marín, tenemos precisión científica y empírica, de todo cuanto “climatológicamente” acontece en nuestra localidad. Él es quien invierte tiempo y esfuerzo en desarrollar estudios para poder conocer y predecir mucho mejor el tiempo, tanto a corto como mediano plazo. No busca hacer predicciones inmediatas, pero sí, de manera preliminar, permite reconocer las características climáticas que señalan y diferencian nuestro pueblo, carácter, y riqueza natural del resto.

Conscientes de que como el refiere, se necesitaría un mínimo de 30 años, para obtener una idea acabada que permitiera definir de manera rigurosa un “Clima Laguarterano”, ya tenemos una quinta parte del estudio de nuestra maravillos atmósfera recogido.

Para argumentar todo lo anteriormente expuesto, os adjuntamos los datos recogidos por Pedro, “Pedro de Casa de Ana”, junto con las observaciones más relevantes y una conclusión de enorme calado para todos los “serrallapuertas”: “Una serie de datos de 6 años, no es significativa, ni permite datos comparativos fiables, sólo puede tomarse como indicios. En este caso coinciden que los datos de las Estaciones Meteorológica, con bases de datos de más de 50 años, en todos los conceptos citados.”
  • Los sietes primeros meses del año 2015, concentran 609,9 l, frente a los 393l de los siguientes cinco, cuando lo habitual, en Laguarta es un reparto equilibrado.
  • El día más cálido fue el 7 de Julio del año 2015, con 39º c.
  • El día más frío fue el 6 de Febrero, con -14ºc.
  • El día más lluvioso fue el 31 de Julio, con 55 l/ m2
  • El día más ventoso fue el 5 de Febrero con 131 km/ h de racha
  • La última helada de la primavera fue el 22 de Mayo y la primera del otoño el 15 de Octubre
  • La temperatura media del año 2015 ha sido + 2,9 ºc sobre la media de los últimos 6 años ( datos disponibles)
  • La precipitación media anual del año 2015 ha sido el 80% de la media de los últimos 6 años.
  • Los días de lluvia y nieve han sido en el año 2015, el 75 % de la media.
  • Lo días de helada han sido similares a la media de los últimos años, pero con menos descensos térmicos continuados y más aislados. En general más suaves.
  • Han aumentado las noches despejadas sobre la media de los últimos 6 años, prácticamente un 24%.
  • Se rompen los principios de estacionalidad, alternando la mayor parte del año características propias de otras.
Esta tabla, recoge los datos acumulados en el periodo de tiempo estudiado.


AÑO 2010 2011 2012 2013 2014 2015
PRECIP. 1.185 1.213 1.072 1.683 1.356 1.002,80
MAX .1 DIA 67 56 78 138 45 55
Max. 1 hora 21 54 35 75 25 32
Temp.max 34 35 36 29,7 36 39
Temp.min -18 -19 -23 -18,5 -16 -14
Max.V.Km.h 89 92 86 128 164,2 131
Días lluvia 98 102 113 133 177 92
D.despejados 267 263 252 232 188 273
Noches desp. 197 145 138 206 235 241
Días viento 203 213 223 254 205 209
Días helada 78 56 67 98 93 79



 



Fuente: Estación Meteorológica Manual y Automática de Don. Pedro Marín Casanova
Texto, imágenes y gráficos: Pedro "de las Casas Nuevas"y Karlota "de Casa Jorge".